CONCEPTO INPUT-OUTPUT

Es aquí donde me detengo y PROPONGO nuevas tareas algo más avanzadas en su concepción, pero que resultarán muy sencillas en cuanto a ejecución. Como he indicado en las primeras páginas, pretendo aprovechar al máximo el tiempo/espacio y conseguir que los niños futbolistas PIENSEN y resuelvan problemas circunstanciales relacionados con la ATENCIÓN.
Conectad circuitos con posesiones, ruedas de pases con partidos modificados, partidos modificados con trabajos anexos relacionados con la mejora técnica y un sinfín de combinaciones que nos permiten abrir una nueva perspectiva a la hora de proponer tareas sin una estructura tan rígida. En cuanto al tiempo de ejecución, ubicación semanal, capacidad física a trabajar y tantos argumentos que de alguna manera siempre nos están condicionando e impidiendo desarrollar otras
metodologías.
En cuanto al tiempo, no lo contemplo, sino que sólo me detengo cuando están consiguiendo el objetivo y es entonces cuando mido la intensidad. Por supuesto, no fuerzo a los niños. No debemos estar mirando el cronómetro asociando dicho tiempo a aspectos físicos y sí, dando prioridad al objetivo técnico-táctico. Quiero decir que la rigidez en las tablas mencionadas anteriormente, en ocasiones nos obsesiona con pretender mejorar la capacidad física de unos niños que NO SON PROFESIONALES.
Mediante este método de trabajo mejoramos aspectos básicos como la planificación. Ya que, el hecho de no contemplar aspectos físicos que no controlamos alivia el volumen de trabajo que acumula el entrenador. No olvidemos que no somos profesionales y el fútbol para nosotros suele ser un hobby normalmente mal remunerado.
La palabra “mágica” será CONEXIÓN. Lo considero un concepto realmente revolucionario al igual que en su momento lo fue la metodología secuencial. Todo enfocado a la SENCILLEZ para una mejor comprensión y a partir de ahí, conseguir que nuestros niños sean mejores técnicamente y más inteligentes tácticamente.

Suelo ser muy claro en mis explicaciones. La sencillez es una de mis máximas y si mi trabajo llega al fútbol más humilde es por tener las cosas muy claras en cuanto a las propuestas.
Llamaremos INPUT al objetivo principal que buscamos en cualquier tarea. El jugador permanece “enchufado” con un objetivo claro, que siempre será táctico o técnico.
Llamamos OUTPUT a un trabajo anexo al INPUT, de manera que provocamos que pasen situaciones en el INPUT, como por ejemplo inferioridad, más espacios, más comodines, etc…
Lo que significa que en cada ejercicio habrá trabajos anexos (OUTPUT) que nos permitirán evolucionar en el concepto inicial del ejercicio principal. De esta forma, estimulamos los procesos cognitivos de los jugadores. Más adelante, podréis comprobar que en ocasiones subestimamos a los niños pensando que no son capaces de realizar tareas que a nosotros
nos parecen complicadas.
Por tanto, llega una nueva generación de ejercicios donde el tiempo deja de ser un elemento de finalización o de condición de la tarea, pasando a un segundo plano, consiguiendo así que el entrenador controles la ejecución de las tareas y no un cronómetro.
No somos preparadores físicos, somos entrenadores en un deporte que a su vez, es un juego de competición y asociación. Por tanto, nuestro principal cometido es utilizar elementos estratégicos para obtener un máximo rendimiento en cuanto al desarrollo cognitivo, técnico o de inteligencia táctica, dando por supuesto que obtendremos también un rendimiento físico.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page